aaaa

Durante la IX Jornada de Actualización Pediátrica se habló de Inmunología práctica

 

 

 

“Hay que controlar la microbiota intestinal para regular el sistema inmune”, afirman los expertos

 

Valencia, 8 de marzo de 2018.- “En pediatría las vacunas son esenciales, aunque haya mucho mito sobre ellas”, afirmó el Dr. Melchor Álvarez de Mon, catedrático de Medicina y Jefe de servicio del HU Príncipe de Asturias en Madrid. El especialista se mostró totalmente contrario a las nuevas modas de no vacunar a sus hijos, “por no ser científicamente justificable. El riesgo que tiene un niño no vacunado y lo que supone para el resto de niños, compensa clarísimamente, pero hay que controlar factores como la microbiota intestinal, la alimentación y utilizar fármacos que equilibren y regulen el sistema inmune y evitar las infecciones y la cronificación, sobretodo en los niños” afirmó durante la jornada que sobre Actualización Pediátrica se ha celebrado en el Hospital Casa de Salud.

 

Por su parte, la Dra. Rosario Cambreano también habló de las vacunas: “Hasta ahora, seguimos el calendario vacunal de los niños, pero debido al envejecimiento de la población, cada vez hay más vacunas, no tanto para evitar las infecciones como para mejorar la capacidad de vida, por lo que habrá más adultos que se vacunen en el futuro para mejorar su calidad de vida y conseguir que la inmunidad individual impacte en la inmunidad colectiva” afirmó la Dra. Cambronero, especialista en Inmunología en el departamento de Vacunas de GSK quien habló del impacto de las vacunas y de cómo evitan una serie de infecciones que están cambiando el paradigma de la vacunación.

 

La especialista en Inmunología es también experta en la Inmunosenescencia “es un deterioro progresivo o gradual de la respuesta inmune ante el envejecimiento”, explicó la Dra. Cambronero y “debido a este proceso, se ven afectados todos los órganos”. Pero, el sistema inmune tiene una serie de peculiaridades como que “las sustancias que el organismo produce para defendernos de los distintos ataques, son las mismas que contribuyen al envejecimiento del sistema inmune y, al envejecimiento de otros órganos.” Así, algunas de las consecuencias de este deterioro por la edad sería “el aumento de las infecciones, el aumento de las enfermedades autoinmunes, aumento de cáncer, disminución en la respuesta a vacunas, etc. por lo que es considerado como un fenómeno fisiológico inevitable que impacta a distintos niveles” añadió la especialista en Inmunosenescencia.

 

La Dra. Rosario Cambronero reconoció que, aunque hay personas que tienen “un envejecimiento saludable, que están influidos, seguramente, por componentes genéticos y si se han cuidado y llevado una vida sana y, sobretodo, una buena alimentación, su envejecimiento es correcto”.

 

Por lo que, “saber cuál es la causa y cuál es el efecto de la inmunosenescencia, es fundamental, ya que se producen en círculos viciosos que no siempre sabemos si este aumento de la inflamación persistente y crónica es la que da lugar a la alteración del sistema inmune o si es la alteración del sistema inmune el que produce ese inflamaging o inflamación envejecedora, que retroalimenta, dice la especialista. “Son muchos actores los que intervienen, muchas moléculas, células y muy interrelacionadas entre ellas, así que la principal dificultad de estudiar el sistema inmunológico es que, al ser tan fino, cualquier pequeña alteración, puede desequilibrar toda la respuesta del sistema inmune por lo que hay que ser muy cautelosos al determinar nuestra diana.”

 

 Por su parte, el Dr. Melchor Álvarez de Mon, catedrático de Medicina y Jefe de servicio del HU Príncipe de Asturias en Madrid, afirmó que el sistema inmune es “el gran mecanismo de defensa frente a infecciones y tumores. Y este sistema puede sufrir cambios asociados al envejecimiento y su estado funcional depende de muchas variables como”, según el especialista, “la alimentación, el estado de ánimo, las infecciones, factores metabólicos como la obesidad, que provoca un estado inflamatorio y un daño en el sistema inmune, igual que la ansiedad o la depresión.” Y es importante tener en cuenta que es clave en la defensa, pero también es importante que cuando la respuesta no es la adecuada, predispone al desarrollo de infecciones o de daño inflamatorio; que se cronifiquen las enfermedades y todo eso -enfatiza el Dr. Álvarez de Mon- provoca mediadores moleculares y celulares del sistema inmune que lesionan a los órganos”. Y puso como ejemplo, “una hepatitis que se cronifica significa que el sistema inmune no ha sido capaz de eliminar el virus y se cronifica, por lo que, además de ser capaces de verlo y diagnosticarlo, también debemos saber que hay fármacos capaces de regular ese sistema inmune” finalizó el doctor.

 

Durante dos días, el 1 y 2 de marzo, el Hospital Casa de Salud ha organizado la IX Actualización Pediátrica donde se ha hablado de dermatología, inmunología, neurología, aspectos legales en el trabajo diario en pediatría y el dolor en la infancia. Los profesionales reunidos en Valencia han venido de otros hospitales y ciudades como La Fe de Valencia, Manises, el IVO, Alcalá de Henares, el Clínico de Valencia y el Hospital Peset también de Valencia. El curso ha tenido 20 horas lectivas y ha sido acreditado por la Universidad Católica San Vicente Mártir ya que el Servicio de Pediatría del Hospital Casa de Salud forma parte activa de la familia de la Universidad.